Tal como se preveía, un resultado adverso para el Gobierno en las elecciones iba a disparar el dólar. Como no se esperaba una derrota tan amplia, la divisa estadounidense escaló más de diez pesos en la apertura de los mercados.

El viernes último, el dólar cerró en torno a los $47,50. Luego de la victoria de Alberto Fernández sobre Mauricio Macri por más de 17 puntos, esa moneda se ubicó pasada las 11 de la mañana en los $61 para la venta.

El gobierno tenía previsto brindar una conferencia de prensa a las 11 pero ante la inestabilidad cambiaria decidieron posponerla para las 15.30.