Este lunes el candidato a Presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández,  transmitirá los principales lineamientos para poner en marcha el plan para combatir el hambre en la Argentina, en el caso de triunfar en las elecciones del 27 de octubre próximo.

Según trascendió, el objetivo del plan para combatir el hambre estará en permanente profundización y en plena elaboración con los actores involucrados. Por ello, Daniel Arroyo, quien será el futuro ministro de Desarrollo Social, comenzó a convocar a los distintos actores para fijar una agenda de trabajo.

El jueves próximo, Arroyo asistirá a una reunión con los empresarios alimenticios de la Coordinadora de Empresas de Productos Alimenticios (Copal). También se nutrirán del aporte del Conicet y Universidades, productores, organizaciones sociales y sindicalistas.

De acuerdo con los borradores que se manejan en el Frente de Todos, algunos de los ejes que se están barajando son los siguientes:

1) mejor alimentación y nutrición

2) bajar el precio de los alimentos

3) generar más ingresos para las familias

4) romper el círculo hambre-exclusión-pobreza

5) crear empleos

6) articular en red alimentación con salud, educación, desarrollo local y generación de trabajo

7) implementar un sistema de alimentación sustentable y sostenible desde la producción hasta el consumo (mejorando prácticas, producción y precios).

Además, se buscará crear un Consejo Federal de Argentina sin Hambre, que estará integrado por universidades, sindicatos, cámaras empresariales, la Iglesia, organizaciones sociales y otros actores locales. Será un espacio institucional de articulación entre el Estado nacional y los provinciales y municipales con los distintos sectores de la comunidad, con el objetivo de contribuir a garantizar, en conjunto, la seguridad alimentaria y nutricional de la población.