Se trata de la fábrica de ventanas Cortinas Esteban, la cual despidió a un centenar de trabajadores. El cierre se produjo el lunes y los empleados se enteraron sorpresivamente al llegar a la planta y encontrarse con las puertas cerradas.

La empresa, dejó así un historial de sesenta años produciendo ventanas de PVC, cortinas y aluminio en la localidad de La Reja, Partido de Moreno.

A pesar de la sorpresa por el cierre definitivo, desde la empresa adujeron que la crisis que atraviesa el país afectó en una fuerte caída de ventas que tornó irreversible la situación. Tiempo atrás, Cortinas Esteban había realizado inversiones en infraestructura y tecnología, que no alcanzaron para mejorar el rendimiento de la firma.

Un trabajador despedido de la planta expresó ante el portal BAE Negocios que trabajaron hasta el viernes 4 de octubre "normalmente" pero que "el lunes nos encontramos con todos cerrado". Fue ese día que les informaron que les iba a estar llegando el telegrama de despido.

"Antes trabajaban mucho con obra pública y viviendas sociales, pero se frenó todo", explicó Gabriel Casco, trabajador de la empresa. "Ahora tenían obras de edificio y countries, no tenían venta minorista", añadió y detalló que entre los despedidos "hay gente con treinta años de experiencia".

Cabe destacar que, según los últimos datos del INDEC, la construcción registró una caída interanual del 5,9% con respecto a agosto del 2018 en Argentina.