Según una encuesta realizada en provincia de Buenos Aires, el Frente de Todos es la fuerza con mayor intención de votos en vista de la elección legislativa del año próximo. Alcanzaría el 48%, 20 puntos más que el macrismo. Se repiten los números que el justicialismo logró en 2019. 

Según el relavamiento de la consultora Datos SocioPolíticos, el binomio Espert y Milei sólo obtendrían el 6%, un resultadísimo bajísimo, que sólo le permitiía muy pocas bancas en el Congreso. 

Cuando la consultora analiza qué pasa con el votante de cada fuerza, se tiene que casi el 90% del votante peronista mantendrá su voto de 2019. Sin embargo, sólo el 70% de Juntos por el Cambio hará lo mismo. Según la consultora, el macrismo está ante un dilema. Si bien figuras como Larreta y Santilli le permiten sumar votos moderados, eso podría generar una fuga por ultraderecha y beneficiar a Milei y Espert. 

En el caso de los oficialismos nacional y provincial, tanto Alberto, Cristina como Axel Kicillof mantienen números muy altos de imagen positiva (en torno al 50%). Esas cifras se incrementan notablemente en el Gran Buenos Aires y se reduce en el interior (dinámica estable en el tiempo).