Un ex chofer de Presidencia de la Nación y un hombre que se asumió como "militante" de la agrupación La Cámpora recibirán tres años de prisión en suspenso por falso testimonio agravado, al reconocer que mintieron cuando aseguraron haber visto al federal juez Sebastián Casanello en la Quinta de Olivos.

La denuncia fue un escándalo reproducido día y noche por Clarín y La Nación. El diario del oscuro empresario Héctor Magnetto llegó a hablar de "se conocen más detalles de la reunión" entre el juez y la entonces presidente Cristina Fernández de Kirchner. Era todo un invento de dos personas. ¿Quiénes las mandaron a mentir? ¿Para qué lo hicieron?

El hecho fue considerado de gravedad por las circunstancias en que sucedió. Corizzo había afirmado ante el fiscal Carlos Stornelli que había visto a Casanello en la Quinta de Olivos, entre agosto y octubre de 2015. Sin embargo, esa información no pudo verificarse, como así tampoco los dichos de Scozzino, el antiguo chofer de Presidencia.

Así, la fiscalía de Juan Patricio García Elorrio y los acusados llegaron a un acuerdo que ahora deberá ser refrendado por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N ° 3 de la Capital Federal, que llevó adelante el juicio. Por supuesto, Clarín y La Nación prácticamente no sacaron una línea sobre el estado de la causa...