Una nueva encuesta muestra que Mauricio Macri está lejos de un escenario de ballotage. Por el contrario, el Presidente volvió a caer en relación al mes pasado y Alberto Fernández estira su diferencia a casi 17 puntos, con una intención de voto por encima del 50 por ciento. Cosa cerrada. 

Así lo revela el último sondeo de Ricardo Rouvier & Asociados, realizado en la primera semana de septiembre. La diferencia a favor del Frente de Todos crece respecto a la encuesta de agosto y las posibilidades de que Juntos por el Cambio llegue a una segunda vuelta parecen esfumarse. Todas las encuestas confirman ese escenario de triunfo del peronismo. 

De acuerdo al trabajo, la fórmula de Alberto y Cristina alcanza el 51,5 por ciento contra el 34,9 por ciento de Macri y Miguel Pichetto, lo que de confirmarse en las urnas implicaría un triunfo cómodo del peronismo en la primera vuelta.

Esa diferencia de 16,6 puntos implican un aumento de la diferencia respecto de la anterior encuesta de Rouvier, finalizada dos semanas después de las PASO. Allí, Alberto (que crece desde el 49,1 por ciento) le sacaba 12,5 a Macri, que medía 36,6 por ciento.