El diputado de Juntos por el Cambio Waldo Wolff encabezó una denuncia junto a Fernando Iglesias, Jorge Enríquez y Alvaro de Lamadrid contra la interventora de la AFI, Cristina Caamaño, el juez Juan Pablo Augé y a los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide, por la "filtración de datos sensibles" de la Agencia Federal de Inteligencia. En la misma incluyó sólo a tres periodistas kirchneristas por haber divulgado esa información, que estuvo en todos los medios de comunicación. 

"Hemos denunciado a la directora de la AFI, Camaño por exhibir la identidad de espías argentinos poniendo en riesgo su vida y la seguridad nacional. Pedimos que se investigue su responsabilidad penal al facilitar esos datos a distintos medios", explicó el ultramacrista Wolff.

En la denuncia pidió investigar a los periodistas Roberto Navarro, Ari Lijalad y Franco Mizrahi, por la difusión pública de los documentos filtrados. Sin embargo, llama la atención que sólo pidieron que investiguen a los periodistas del medio El Destape, cuando todos los medios publicaron fragmentos de esa filtración, como reconoció el periodista de Clarín, Alejandro Alfie. 

Después del escándalo, el ultramacrista Wollf aseguró que él nunca nombró a periodistas, sino que la denuncia tenía que ver con la titular de AFI. Sin embargo, su presentación lo desmiente, como puede verse en el fragmento al que accedió Primereando Las Noticias.