Kopprio, en declaraciones periodísticas este miércoles, dijo haber llegado a las lágrimas cuando se enteró de las palabras de Joaquín Morales Solá. "Nosotras ingresamos a una casa a trabajar. Nos dejan una gran responsabilidad, nos pagan un sueldo bajísimo que hoy en día -como está el país- no nos alcanza ni para comer, y encima tener que soportar esta humillación, que nos pongan bajo la sospecha de que robamos", disparó Kopprio.

Uno de los periodistas más relevantes del canal TN había criticado a las personas que habían retirado sus ahorros en dólares por temor a un corralito y estigmatizó a las trabajadoras domésticas.

“Si esto se mantiene, creo que dentro de algún tiempo muchos argentinos van a decir es preferible tener los dólares en una caja de ahorro que tenerlos en algún lugar escondido de la casa y que algún día alguien se entere, una mucama, un chofer, o lo que fuere, o un taxista, y lo distribuye y termina en manos de un ladrón” sostuvo Morales Solá.

"Las trabajadoras no robamos. Hemos tenido miles de casos en nuestro sindicato, en el que han despedido a compañeras acusadas de robo, y después llegan a la conclusión de que apareció lo supuestamente robado. Nosotras les decimos que hagan la denuncia y no lo hacen, entonces la sospecha queda.  Robo es que tengan a las compañeras en negro, que llamen a una compañera cada 15 días para que les limpien toda la casa, le planchen y demás y le paguen lo que se les antoja, eso sí es un robo", agregó la dirigente.

"El aumento que nos ha dado en tres tramos -el 10% al básico junio y julio, más el 25% de zona desfavorable-  ahora en agosto está el segundo tramo de aumento, y a muchas no se lo pagaron, nos han dejado en la indigencia total. Hay compañeras que las llaman a trabajar y les quieren dar 102 a 110 pesos la hora y las toman solamente por 3 o 4 horas y cuando van al mercado se les caen las lágrimas. Y ellas dicen, con esto no pago ni el colectivo", expresó kopprio.