El pronunciamiento por unas elecciones transparentes y democráticas en Bolivia lleva la firma,de los ex presidentes Cristina Fernández de Kirchner (Argentina), Luis Inácio Lula Da Silva y Dilma Rousseff (Brasil) y Rafael Correa (Ecuador).

El grupo de destacadas referencias políticas latinoamericanas expresó su "grave preocupación" por la posición de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la actitud asumida por su Secretario General, Luis Almagro, ante los comicios venideros en la nación altiplánica-amazónica..

"La OEA carga con una gran responsabilidad en el deterioro de la democracia boliviana este último año. La Misión de Observación Electoral de la OEA en las elecciones de octubre del año pasado denunció la existencia de un 'cambio drástico y difícil de justificar en la tendencia de la votación'", señaló el texto difundido públicamente.

"Esta aseveración, que sirvió de base para el golpe de estado contra el presidente Evo Morales y la constitución del actual gobierno de facto en Bolivia, ha sido ampliamente examinada por expertos y académicos de varios centros de estudios y universidades en los Estados Unidos, quienes identificaron que el 'cambio de tendencia' denunciado por la OEA no tuvo nada de irregular y que se debió al ingreso tardío de votos de zonas geográficas favorables al MAS", agregó la declaración.

"Ante las numerosas evidencias de sus errores, la OEA debió iniciar una investigación de lo ocurrido y un proceso de reflexión de las máximas autoridades de la organización, pero, lejos de asumir de forma reflexiva los graves errores cometidos, el Secretario General Luis Almagro ha nombrado como Jefe de Misión de Observación Electoral a la misma persona que encabezó su misión en 2019", señala el comunicado.

"Esta decisión mina la confianza en la transparencia, neutralidad y el carácter técnico de la Misión de Observación Electoral de la OEA y constituye una abierta e irresponsable provocación por parte del Secretario General", argumentan los firmantes.

El grupo de dirigentes manifiesta además su "preocupación" porque, "en lugar de condenar los atropellos a los derechos civiles y políticos cometidos por el gobierno de facto de Bolivia y los intentos antidemocráticos de proscribir al MAS y a sus candidatos, y en vez de llamar a elecciones pacíficas y rechazar la creciente y preocupante violencia preelectoral, el Secretario General de la OEA, Luis Almagro decida dar relieve a las palabras del Ministerio del Interior de Bolivia sobre la posibilidad de 'un nuevo fraude' del MAS"

"Estas actitudes -agregan- no hacen sino polarizar de forma temeraria un escenario político ya tenso y conflictivo a pocos días de las elecciones".

Por todos estos motivos, los dirigentes hicieron "un llamado a la comunidad internacional para estar pendiente de que las elecciones del próximo domingo en Bolivia se desarrollen de forma transparente y sus resultados sean respetados".

Firman este pronunciamiento Cristina Fernández de Kirchner (expresidenta y actual vicepresidenta de Argentina), Luis Inácio Lula da Silva (expresidente de Brasil), Dilma Rousseff (expresidenta de Brasil), Ernesto Samper (expresidente de Colombia y ex Secretario General de Unasur), Rafael Correa (expresidente de Ecuador), Manuel Zelaya (expresidente de Honduras).

También los ex ministros Jorge Taiana (excanciller de Argentina), Celso Amorim (excanciller de Brasil), Ricardo Patiño (excanciller de Ecuador), Jorge Lara Castro (excanciller de Paraguay), Hugo Martínez (excanciller de El Salvador) y Guillaume Long (excanciller de Ecuador).

Por último, suman su rúbrica Eduardo Valdés (Presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados de Argentina), Juan Pablo Letelier (Presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de Chile), y Daniel Caggiani (Presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de Uruguay).