Todos los dirigentes del Frente de Todos, incluido el propio presidente Alberto Fernández, rechazaron la convocatoria realizada ayer por el diario Clarín y Patricia Bullrich a marchar contra el gobierno nacional en el domicilio de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner ubicado en el barrio porteño de Recoleta.

La diputada Fernanda Vallejos repudió a los dirigentes de Juntos por el Cambio que ayer convocaron a una movilización hacia la puerta del domicilio de la vicepresidenta Cristina Kirchner, como uno de los destinos de la marcha contra el gobierno. “El veneno que destilan es la marca de su propia decadencia. Si no fuera por su afán de lastimar al pueblo y rebajar a la Patria a la categoría de colonia, no merecerían más que la lástima que inspiran los miserables”, rechazó la legisladora.

El oficialismo calificó de antidemocrática e irracional la convocatoria al edificio de la vicepresidenta por parte de la oposición y Clarín, en cuya nota sobre la marcha incluyó la dirección del edificio donde habita Cristina Kirchner en la C.A.B.A. “¿Un panfleto convocando a la marcha del odio? ¡En la casa de la vicepresidenta! La figura de Cristina ya está tallada en la historia grande de nuestra Patria. A pesar de la frustración de los que no pudieron ni podrán correrla del lugar que le dio el pueblo”, sostuvo Vallejos.

Desde el gobierno, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero y una serie de ministros de peso del gobierno nacional repudiaron en Twitter la maniobra y apuntaron a la oposición. Se pronunciaron Agustín Rossi -el presidente Alberto Fernández lo retuiteó-, Felipe Solá, Martín Katopodis, Juan Cabandié y Roberto Salvarezza. “Dejaron un país quebrado, endeudado, con alta inflación”, cargó Rossi contra el macrismo Rossi, y continuó: “Sin embargo, hace seis meses que salen de caravana, insultan, agreden y no se hacen cargo de nada”.

“Es repudiable que se convoque a escrachar a Cristina Kirchner, que ocupa su cargo de vicepresidenta elegida por el pueblo. Es antidemocrático y lo repudiamos en todos los casos”, reforzó Solá.  A su vez, el diputado Leopoldo Moreau criticó la publicación de Clarín. Dijo que “es un llamado al escrache y la violencia”. Mientras que el diputado Eduardo Valdés remarcó que “el odio cegado y el no reconocimiento de la voluntad popular se llama Clarín”.

“Junto con la grandeza de Cristina, también quedará escrito en la historia el repudio del pueblo por los que, vistiendo el ropaje de medios de comunicación, se pusieron a la cabeza de la causa los conspiradores, saqueadores y enemigos de la Argentina y de la Democracia”, concluyó Vallejos. Y se dirigió al jefe de Gobierno porteño. “El intendente de CABA también debe actuar en procura de poner límites a la violencia, el odio y la intolerancia, propios de los enemigos de la Democracia que, en los últimos tiempos, triste y lamentablemente, tanto nos recuerdan a comportamientos fascistas que pensamos superados”.

Además del repudio de funcionarios del oficialismo, también se sumaron dirigentes sindicales.  El secretario general adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, también adhirió al repudio.

Dentro del gremialismo, el senador bonaerense y secretario general del Sindicato de Canillitas, Omar Plaini,  aseguró: “Repudio todo escrache. Es antidemocrático, atenta contra la institucionalidad y más tratándose de la representatividad que tiene la vicepresidenta. Esto es odio, revanchismo e intolerancia”.

Otros dirigentes que expresaron su repudio fueron los intendentes Mayra Mendoza (Quilmes), Andrés Watson (Florencio Varela); los legisladores Mónica Macha, Itai Hagman, Leandro Santoro, Mariano Recalde; y la directora del Banco Provincia, Juliana Di Tullio.

Alberto Fernández on Twitter

 

Wado de Pedro 🇦🇷 on Twitter

 

Santiago Cafiero on Twitter

 

Mayra Mendoza ☀️ on Twitter

 

Roberto Lavagna on Twitter

Fuente: Política Argentina