Enojada por la posición argentina en el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, Alicia Castro renunció como embajadora en Rusia y cuestionó duramente la decisión de Alberto Fernández.

“Quiero presentar mi renuncia como embajadora porque no estoy de acuerdo con la actual política de Relaciones Exteriores”, planteó Castro en una carta que hizo pública hoy, a través de las redes sociales. Quien fuera embajadora en Venezuela en tiempos de Hugo Chávez expresó que “el voto de Argentina acompañando la Resolución del Grupo de Lima constituye un dramático giro en nuestra política exterior y no difiere en absoluto de lo que hubiera votado el gobierno de (Mauricio) Macri”.

Además, agregó: “De hecho, el Grupo de Lima fue creado durante la restauración neoliberal por un grupo de gobiernos de extrema derecha, alentados y financiados por los Estados Unidos con dos objetivos explícitos: Promover un “Cambio de Régimen” en Venezuela -con idéntica matriz de los operados por Estados Unidos en Oriente Medio- y desarticular el bloque regional”.

En efecto, el PRO difundió ayer un comunicado de prensa con la firma de Patricia Bullrich y Fulvio Pompeo, donde celebró "que el gobierno de la Argentina haya rectificado su posición y reconocido las violaciones a los derechos humanos en Venezuela, acompañando a nuestros socios del Grupo de Lima y las democracias del mundo en la votación del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en el día de hoy”.

"Tenemos en consideración que, en un Frente, no todos pensamos igual. Sabemos que hay entre nosotros dirigentes que siempre estuvieron opuestos al socialismo venezolano -sin haber pisado nunca Venezuela- y hasta alguno que celebró la proclamación de Guaidó", escribió Castro. "Pero confiamos en que, independientemente de las preferencias, el gobierno del Frente de Todos iba respetar los principios rectores de No Intervención en los asuntos internos de otros estados", agregó.

Castro quiso transmitir que tuvo "el honor de participar como diputada y como embajadora del maravilloso proceso de forja de la unidad regional junto a Néstor Kirchner y a CristinaFernández de Kirchner y los líderes progresistas de la región. Y mencionó a Hugo Chávez, Lula da Silva, Fidel Castro, Pepe Mujica, Rafael Correa, Evo Morales, Daniel Ortega. Y se lamentó porque “todo se derrumbó con la llegada de Temer, Macri, Bolsonaro, Lenin Moreno, los golpes de Brasil y Bolivia con la manipulación del Lawfare y las operaciones mediáticas”.

Castro también aprovechó para criticar a Alberto por el manejo de la crisis del coronavirus y dijo que Maduro lo hizo mejor. "Para mayor muestra de cinismo, (la resolución) expresa preocupación por el tratamiento de la pandemia Covid-19 en Venezuela que, con 30 millones de habitantes, tiene -según datos de la OMS- 80.000 contagiados y en total 653 muertos, lo que, claramente, muestra un mejor desempeño, seguimiento y cuidado de la salud pública que los países que apoyan la Resolución 43, incluido el nuestro", indicó.

Fuente: Infobae, La Política Online